La alcaldesa electa y el Fiscal General de la Nación (e), Fabio Espitia, adelantaron una agenda dirigida al trabajo conjunto para mejorar la capacidad de la rama judicial y reducir la impunidad en la capital. Claudia López, alcaldesa electa, se reunió por primera vez con Fabio Espitia Garzón, Fiscal General de la Nación (e). En el encuentro se discutieron posibles líneas de acción entre el Distrito y la Fiscalía para fortalecer la rama judicial en Bogotá. Además, López aseguró que en su primer año tiene como prioridad “resolver la urgencia que tienen los bogotanos en materia de seguridad y justicia”. La mandataria electa aseguró que “la reunión fue fructífera”, pues tanto ella como Espitia comparten el mismo diagnóstico sobre la gestión de la rama judicial en la capital. Los dos coincidieron en que es necesario implementar planes preventivos y resolutivos para la reducción de la impunidad en la capital. 

A pesar de que no es competencia directa de los alcaldes, López reiteró su “voluntad de facilitar, colaborar e invertir” en el mejoramiento de la capacidad judicial en la ciudad. Frente a esto, el Fiscal le dio a conocer las estrategias que se vienen adelantando desde la institución, una de ellas dirigida al tema de ciudad región. Este asunto ha sido una de las principales apuestas de López puesto que “la capital debe trabajar de la mano con los 24 municipios de Cundinamarca que circundan Bogotá”. 

La primera meta en el plan de gobierno de la alcaldesa es “vivir sin miedo”, que tiene como eje transversal la integración entre políticas de seguridad y justicia. En el documento se plantea como prioridad “capturar y judicializar atracadores, violadores y narcotraficantes; desmantelar las ollas y las bandas criminales; reducir el atraco (especialmente en Transmilenio, SITP y ciclorrutas); asegurar la convivencia tranquila en los barrios, y controlar las entradas y salidas de la ciudad”. 

Noticia Obtenida de: ELESPECTADOR